Cabezudo niega que forzara a las modelos a desnudarse y se compara con un fotógrafo británico acusado de violador

“Nunca hicieron nada que no supieran o que no quisieran hacer”, responde Kote Cabezudo al fiscal mientras se confiesa seguidor de David Hamilton

José Juan Kote Cabezudo, el fotógrafo acusado por 17 jóvenes de graves delitos, ha negado que forzara a sus presuntas víctimas para responsabilizarles a ellas por haber firmados unos presuntos contratos que le permitían hacerles fotos desnudas. Cabezudo ha llegado a afirmar que los trastornos de ansiedad sufridos por las jóvenes se deben a su “educación y su infancia” y rechazado que hubiera abusado de las aspirantes a modelos ya que de haberlo intentado se hubieran ido de su estudio. El acusado por la Fiscalía y las jóvenes de delitos de delitos de estafa, contra la intimidad, contra la libertad sexual, contra la integridad moral y corrupción de menores se ha referido al fotógrafo David Hamilton como su referencia artística para las fotografías consumidas como pornografía en Internet.

“Nunca hicieron nada que no supieran o que no quisieran hacer”, ha respondido Cabezudo en una de sus contestaciones al fiscal Javier Bermúdez. El representante del Ministerio Fiscal ha abonado con referencias concretas de situaciones denunciadas por las víctimas las dudas sobre el testimonio del inculpado. Una batería de preguntas sobre la presencia de aspirantes a modelos, en algunos casos menores de edad, que acudieron al estudio del fotógrafo donostiarra desde los años 90 hasta 2010.

Cabezudo no ha negado haber mantenido al menos una relación sexual con una de las modelos, mayor de edad según su testimonio, y ha negado en unas ocasiones y respondido en otras con evasivas sobre presuntos abusos cometidos durante las sesiones fotográficas en las que él ejercía de “director y guionista” siguiendo las pautas ‘artísticas’ del fotógrafo británico David Hamilton.